ponte en nuestras manos

es bueno para ti

Autor del archivo

¿Cómo puede actuar la Medicina China con tú Ansiedad?

Imagen 1El término ansiedad tiene una gran variedad de definiciones. Se puede describir como una enfermedad psicosomática, ya que tiene dos aspectos bien diferenciados. Uno es el aspecto somático, el fisiológico, el aspecto que influye sobre las funciones de las diferentes partes de nuestro cuerpo. Lo podemos sentir de diferentes maneras, pero los síntomas que con más frecuencia aparecen son respiración alterada, actividad cardíaca acelerada, cambios vasomotores, temblores, parálisis, tics, aumento de nuestra transpiración, inquietud, mareo, desvanecimiento.  El otro aspecto de la ansiedad es el psicológico, el relativo a la percepción de sentimientos y sensaciones desagradables y la aprensión.   Otra definición describe la ansiedad como una sensación de amenaza, especialmente de una amenaza espantosa, sin que la persona sea capaz de decir qué es lo que cree que la está amenazando. Es diferente al miedo, ya que la primera es una reacción a un peligro irreal o imaginario.   ¿Pero qué es realmente lo que produce la ansiedad? ¿Qué estados emocionales nos hacen llegar a experimentar sentimientos desagradables como la ansiedad, y por qué estos estados emocionales generan síntomas físicos?   La Medicina Tradicional China y su teoría de los Cinco Elementos, relaciona cada uno de los sistemas de órganos de nuestro cuerpo con una o varias emociones.   De esta manera:  
  • El enfado, la frustración y la ira crónica, afectan al Hígado.
  • La ira repentina, un shock, ya sea positivo y negativo, afecta al Corazón.
  • La excesiva reflexión y preocupación afectan al sistema Bazo.
  • La tristeza y la pena afectan a los pulmones.
  • El miedo y la melancolía afectan a los riñones.
  La ansiedad es una manifestación de un desequilibrio emocional, y estos desequilibrios emocionales acaban afectando al órgano con el que se relacionan, y a sus funciones, originando los síntomas fisiológicos. Por tanto, los síntomas son un reflejo físico, sensible, de un desequilibrio energético producido por una emoción. Son una alarma, una señal de stop, cuya función es la de hacernos tomar conciencia sobre lo que nos está pasando a nivel emocional. Son un espejo en el que poder reconocernos.   Por otro lado, un desequilibrio energético producido en un órgano como consecuencia de hábitos de vida inadecuados, enfermedades crónicas, etc…puede ocasionar un desequilibrio a nivel emocional. Es el caso del uso de sustancias como el alcohol, el tabaco y las drogas.   Por tanto, si conocemos los síntomas, podemos actuar sobre los desequilibrios en las diferentes funciones de los órganos implicados y en las emociones, restableciendo el equilibrio y ayudando al cuerpo a su  propia autocuración.   Los desequilibrios emocionales o los derivados de hábitos de vida inadecuados, a nivel fisiológico, conllevan un desequilibrio de la energía o Qi en nuestro cuerpo, haciendo que su circulación no sea la adecuada. El Qi puede estancarse en diferentes partes de nuestro cuerpo produciendo dolor, o incluso dolores de naturaleza errática, o producir palpitaciones a nivel del pecho cuando afecta al sistema energético del corazón, falta de aire cuando afecta al del pulmón, irascibilidad, cefaleas e hipertensión arterial cuando afecta al hígado, pérdida de apetito si es el bazo el que se ve afectado, entre otras.   ¿Cómo actúa la Medicina China, y en concreto la Acupuntura para tratar estos síntomas?       Para que el Qi, la sangre y los nutrientes que alimentan y nutren todos los sistemas, órganos y células de nuestro cuerpo puedan cumplir su función, se precisa la existencia de unos canales energéticos . Aparece aquí el concepto de Meridiano, según la Medicina Tradicional China.   Los Meridianos o canales energéticos son las vías gracias a las cuales todas las regiones y órganos de nuestro cuerpo se encuentran comunicados. Son las vías por las cuales el Qi fluye libremente.   Pero lo realmente interesante es que son una vía de entrada para el tratamiento de los desequilibrios del Qi en el cuerpo. A través de los puntos de acupuntura, y basándonos en el diagnóstico concreto de los síntomas en cada persona, podemos restablecer la adecuada circulación del Qi, actuando sobre los síntomas físicos y el equilibrio emocional por medio de esta técnica.   Raquel Ros. Licenciada en Ciencias Medio Ambientales Experta en acupuntura. Terapeuta en medicina China.